El yoga se refiere a una tradicional disciplina física, mental y espiritual que se originó en la India. Otorga como resultado el despertar del alma individual a la divinidad, la percepción de que el yo es espiritual y no material y el bienestar físico y mental. Yoga trabaja la mente, el cuerpo y el espíritu.

Los beneficios del yoga se sienten tanto física como espiritualmente. Las asanas tienen efectos sobre el cuerpo que influyen a diferentes niveles. Los músculos se tonifican, la columna vuelve a su alineamiento natural y se revitalizan los órganos internos.

El control respiratorio se utiliza como puente entre el cuerpo y la mente, promueve la capacidad de dirigir y controlar la energía vital dentro del cuerpo y, a nivel físico, tiene efectos beneficiosas sobre todo el cuerpo.


Llegues a tocarte los dedos de los pies o no, conseguirás los beneficios de la práctica regular que yoga nos aporta: no sólo mejorar la flexibilidad y la fuerzaq, sino que aumenta tu energía al tiempo que disminuye el estrés y a ansiedad, incrementa la capacidad de concentración y la capacidad respiratoria, estabiliza el peso, mejora el funcionamiento cardiovascular, el dolor de espalda, la artritis, el insomnio… y mucho más.